REFLEXIONES SOBRE LA FORMACION DEL ARQUITECTO EN REINO UNIDO. ¿HACIA UNA EDUCACION SANDWICH?

Publicado: 20 junio, 2016 en Artículos

article-1268371-09465B34000005DC-929_468x332

Recuerdo con detalle y cierta nostalgia mis primeras entrevistas de trabajo en Reino Unido. Fueron hace casi diez años. Recién licenciado, con el PFC formato A1 bajo el brazo, el A-Z y mi inglés del colegio, recorría Londres de estudio en estudio, desubicado, pero con la excitación permanente de quien comienza una aventura nueva. Desde entonces, he tenido la oportunidad de trabajar y estudiar interrumpidamente en Londres y conocer algunas particularidades del sistema laboral y educativo británico. La formación del arquitecto en Reino Unido sigue un “formato sándwich”, en el que se suceden etapas de formación y experiencia profesional en empresa. Existen un total de tres etapas académicas (Part I, Part II y Part III) entre las que se intercalan dos periodos de trabajo profesional (Stage I y Stage II Work Experience). El sandwich queda así:

Part I. Tiene una duración de tres años y da a los estudiantes una noción básica de la disciplina arquitectónica.
Stage I Year Out. Primera etapa de experiencia profesional monitorizada y remunerada con duración mínima de un año.
Part II. Dos años más de estudios universitarios con una mayor carga técnica.
Stage II Work-Experience. Dos años más de experiencia laboral. El alumno debe coger responsabilidad en uno de los proyectos en los que esté trabajando, que utilizará como caso estudio para el Part III.
Part III. Tiene una duración aproximada de un año a tiempo parcial -pudiendo realizarse a la vez que se trabaja-. Incluye asistencia a clases sobre diversas materias relacionadas con la Practica Profesional en Arquitectura (contratos, gestión del proceso, competencias etc…). Los cursos concluyen con un examen final en el que el estudiante presenta su caso estudio llevado a cabo durante el Stage II.

Conviene aclarar que las etapas universitarias son Grados no vinculantes. Después de llevar a cabo el Part I (II) no es obligatorio realizar el resto de etapa(s). Algunos Part I (II) deciden continuar trabajando o completar su educación especializándose en campos relacionados. De hecho, es frecuente encontrarse con project managers, planners, o todo tipo de consultants con estas cualificaciones. Las etapas formativas pueden llevarse a cabo en Universidades distintas, pudiendo los estudiantes elegir la Escuela que mejor se ajuste a su perfil.

El “sistema sándwich” está en la actualidad siendo cuestionado debido a su duración (ser arquitecto cualificado lleva un total de nueve años), el coste asociado y la situación de desventaja en la que se encuentra el arquitecto británico respecto del europeo (a efectos legales un arquitecto español recién licenciado es equiparable a un arquitecto Part III).

Más allá de estas cuestiones, nos encontramos ante una formación que favorece la transversalidad, que potencia las posibilidades de especialización, que exige un conocimiento de la práctica profesional y que en definitiva entiende la educación como una herramienta instrumental para la integración del estudiante en el mercado laboral. Al comenzar a trabajar en Reino Unido, tuve la sensación de entrar formar parte una “industria de la edificación”, una maquinaria compleja y sofisticada, con una voluntad corporativa y una organización pragmática y efectiva. La educación del arquitecto tiene como objetivo integrar al estudiante en este sistema.

Este pragmatismo y voluntad integradora contrasta con la desvinculación que existe en España entre Escuelas de Arquitectura y la realidad del ejercicio profesional. A día de hoy es difícil encontrar en nuestro país, una Escuela de Arquitectura cuyo programa de estudios esté basado en un análisis pormenorizado de los variados (y posibles) perfiles profesionales, que tenga una estructura abierta y flexible y que dé respuesta a las posibilidades existentes en el mercado laboral -que hoy en día más que nunca debe entenderse a nivel global-. A la formación se le debe exigir que eduque a personas intelectualmente autónomas, capaces de desarrollar un conocimiento propio; pero también que sea capaz de formar profesionales para puestos de trabajo concretos. Sino, cabe preguntarse cuál es el propósito de una Escuela de Arquitectura.

comentarios
  1. Alfonso dice:

    Genial el artículo, enhorabuena!! saludos desde Glasgow.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s