ARTICULO LA CIUDAD VIVA. Complejo Next21.

Publicado: 9 octubre, 2011 en Artículos, La ciudad viva

En esta segunda entrega sobre Open Building, voy a referirme al proyecto Next 21 construido en Osaka (Japón), que espero sirva para profundizar en algunas de las ideas planteadas en el primer post de la serie.

Como expliqué en el artículo anterior los principios de Open Building parten de la separación soporte-relleno. Esta distinción permite identificar dos niveles de control dentro de un edificio de vivienda colectiva, separando lo que permanece, la parte colectiva del edificio controlada por la comunidad, de lo que es susceptible de cambio, la unidad de vivienda controlada por cada usuario.

Tomando esta distinción fijo-variable como punto de partida y tras el análisis de un número significativo de proyectos “open building”, la primera reflexión es que esta separación permite diversas interpretaciones y aproximaciones ya que la infraestructura puede proporcionarse a diferentes niveles de intensidad, es decir, la parte fija, el soporte, puede adoptar varias configuraciones ofreciendo diferentes posibilidades y resultados en cada caso. En este post, voy a explicar un proyecto soporte=esqueleto en el que la infraestructura la constituyen la estructura portante y los accesos, siendo la totalidad de los componentes de cada vivienda parte del relleno. En otras palabras, se trata de construcción de viviendas autónomas en altura.

La realidad es que existen pocos edificios construidos de esta forma en el mundo. En cualquier caso creo que su estudio es relevante de cara a plantear posibles alternativas al diseño y construcción convencional de viviendas y espero sea de interés para aquellas personas no familiarizadas con este tipo de arquitectura.

En los siguientes posts explicaré otro tipo de proyectos que pueden acercar más las teorías de Open Building a la práctica arquitectónica del día a día y a la situación concreta en España. Al mismo tiempo profundizaré en otros temas como la   coordinación y organización del proceso en este tipo de proyectos, costes y promoción, las posibilidades de la construcción abierta y las diferentes formas de gestionar la participación del usuario.

Next 21.Osaka Gas Company.Osaka.Japón.1993.

El proyecto Next21 se encuentra situado en un área residencial del centro de Osaka (Japón), y fue promovido por la compañía de gas de dicha ciudad,desarrollándose desde Mayo de 1992 a Septiembre de 1993. El contexto en el que el edificio está emplazado se caracteriza por una mezcla de edificios residenciales, escuelas y pequeños comercios,que configuran un paisaje variado en el que se combinan diversos tipos de arquitectura y tipologías edificatorias.

El conjunto se planteó desde un comienzo como un proyecto experimental de vivienda plurifamiliar con el objetivo principal de responder a la creciente individualización y variados sistemas de vida del nuevo siglo. Para conseguir tales objetivos se emplearon dos recursos: una construcción del edificio en dos fases -la estructura portante y el relleno o “infill”- y la construcción por subsistemas.

laciudadviva. Contexto del edificio

Arquitectura y diseño.

El edificio tiene seis alturas y lo constituyen 18 viviendas particulares que se distribuyen sobre  la estructura portante. Este edificio base adopta una forma en “U” con un gran vacío central rodeado por un sistema de “calles” (galerías),que permiten el acceso a cada una de las viviendas. Los dos   extremos de esta “U” se conectan en los niveles uno y tres mediante puentes que permiten la circulación perimetral. Este sistema de calles abiertas en altura permite trabajar el concepto de  barrio tridimensional, creando un recorrido continuo a través de toda la infraestructura que va desde el jardín comunitario de la planta baja, hasta la terraza jardín de la cubierta.



Para el diseño del edificio se formaron dos equipos de arquitectos. El primer equipo se encargó del diseño de la infraestructura y el segundo, formado por 13 estudios de arquitectura distintos, se ocupó del diseño de cada vivienda particular. Esta separación de responsabilidades profesionales en dos niveles que resulta habitual en la forma de proceder de los edificios de oficinas o centros comerciales, no se había dado nunca antes en un edificio de vivienda colectiva.

John Habraken explica en relación al Next 21:

Dos arquitectos aprovecharon al máximo el potencial de una nueva arquitectura que media entre lo urbano y el habitat individual. “Quiero hacer diseño urbano tridimensional”, me dijo Yoshitika Utida, arquitecto jefe del proyecto Next 21. De esta forma, invitó a trece arquitectos a proyectar las viviendas dentro la estructura y entorno que él previamente ya había   diseñado.

laciudadviva. El Roto, El País

Entendido de esta forma, viviendas independientes dentro de una estructura mayor, el soporte (infraestructura) adquiere gran interés desde el punto de vista arquitectónico ya que el espacio común del edificio podría considerarse como una extensión de la calle, un interfaz entre la ciudad y la vivienda autónoma, una forma colectiva que actúa entre el espacio urbano y el habitat individual, creando un nuevo ecosistema colectivo dentro de la ciudad.

laciudadviva. Puentes transversales

laciudadviva. Patio Central

Participación del usuario y tipologías.

La participación del usuario fue un instrumento durante todo el proceso de toma de decisiones. Esta participación se dio a dos escalas: a nivel del soporte y al de la vivienda particular.

En una primera fase el primer grupo de arquitectos se reunió con los futuros usuarios de cara a plantear un programa general para el diseño de la parte comunitaria. Posteriormente cada uno de los estudios de arquitectura entrevistó a cada familia por separado para conocer sus preferencias sobre su vivienda. En base a estas necesidades los arquitectos diseñaron cada unidad por separado. El resultado fue una gran variedad de tipologías con distintos tamaños y programas funcionales. La separación entre estructura portante y relleno permite que las viviendas sean diseñadas de forma autónoma,asegurando una gran flexibilidad y libertad en el diseño de cada unidad.

Desde su puesta en funcionamiento hace ya casi 20 años, algunas de las viviendas han cambiado su distribución para adaptarse a las nuevas necesidades, puesto que se han renovado las familias usuarias cada cinco años.

laciudadviva. Distribución de planta 3ª

A modo de reflexión. El factor tiempo y la vivienda.

laciudadviva. Interior de manzana. Ensanche Cerdá, Barcelona

Una habitación, un edificio o un barrio no se hacen mediante un único acto de contrucción, en un solo día y por una sola persona. Son el resultado de mil actos diferentes,desplegados a lo largo del tiempo y hechos por gente no relacionada entre sí.

Cristopher Alexander.El modo intemporal de construir.

La historia de la arquitectura del siglo XX nos muestra la dificultad que han encontrado constantemente los arquitectos para tratar de anticipar el futuro , intentando estereotipar formas de comportamiento, conductas y modos de vida, que son imposibles de predeterminar si consideramos la variedad existente en la sociedad y lo impredecible del comportamiento humano.

Nuestro entorno construido (los edificios de viviendas y por extensión nuestras ciudades), sirve a las necesidades del ser humano únicamente  gracias a  su continua  actualización y transformación parte por parte. Se trata de un organismo con vida propia, un proceso interminable de cambio regido por leyes difíciles de controlar y predecir.

Steward Brand en su libro “How buildings learn:what happens after they are built”afirma de forma provocadora:

All builidings are predictions and all predictions are wrong.

laciudadviva. Portada del libro: Las mismas viviendas 130 años después

La vida media de una vivienda es de aproximadamente cien años, por ello hoy en día los arquitectos debemos dar forma a un escenario que, durante ese período sirva para que acontezca un habitar, una actividad continuamente sujeta al cambio. Es decir, si queremos que nuestras viviendas puedan responder al factor tiempo, deben ser capaces de alojar todo tipo de formas de vida, comportamiento y uso. En este sentido parece conveniente desarrollar estrategias y herramientas que nos permitan diseñar y construir para lo impredecible.

El proyecto Next 21 creo que apunta algunas posibilidades en este sentido. Fue construido y diseñado como una  infraestructura neutra, abierta e incompleta, distinguiendo momentos constructivos  y ciclos de vida en sus componentes y permitiendo diversas interpretaciones, distintos modos de vida, programas habitacionales y funcionales. Este sistema abierto ha asegurado su vigencia a lo largo del tiempo y su posibilidad de transformación y evolución.

Articulo escrito por Israel Nagore, arquitecto

Referencias.

Habraken, N. John. Design for flexibility.Building research&information,2008.

Habraken, N. John. The Structure of the ordinary.Building research&information,1998.

Brand,Stewart.How Buildings Learn:what happens after they´re built.New York:Viking,1994.

Alexandrer,Cristopher.El modo intemporal de construir.Barcelona.Gustavo Gili,1974.

Website Next21.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s